"JUEGO DE PATRIOTAS" CON HARRISON FORD

Las películas de espías, de conspiraciones, de asuntos políticos, me encantan. En este caso, "Juego de patriotas" narra la historia del agente de la CIA Jack Ryan, quien, durante un viaje a Londres evita que se lleve a cabo un atentando por parte de un grupo terrorista.

La historia está basada en un libro de Tom Clancy, y hace parte de la saga de historias del agente de la CIA Jack Ryan, dentro de las que están "La caza al octubre rojo", "Peligro inminente", y "La suma de todos los miedos". Harrison Ford protagoniza esta cinta, en el papel de Jack Ryan. También lo acompañan Anne Archer (como la esposa de Ryan), Patrick Bergin, Sean Bean, Thora Birch, James Fox, Samuel L. Jackson, James Earl Jones (el que hizo la voz de Darth Vader en Star Wars), entre otros.

La cinta, de 1992, está dirigida por Phillip Noyce, quien también tuvo a su cargo la otra película de la saga de Jack Ryan denominada "Peligro inminente", y dirigió igualmente "Sliver" una cinta donde aparece Sharon Stone.

Las películas de espías con una dosis política me encantan, y se diferencian de las de James Bond en que las primeras tratan de asuntos reales, mientras que las de James Bond siempre tienen como enemigos a millonarios medio psicópatas imaginarios.

Jack Ryan es un agente de la CIA en "Juego de patriotas", sin embargo, sin proponérselo se echa de enemigos a los que trataron de perpetrar un asesinato en Londres. Ryan es norteamericano a diferencia de James Bond que es británico, el primero trabaja para la CIA y el segundo para el MI6. Ryan es doctor, analista de inteligencia, James Bond es un asesino.

Lo anterior no implica que no me gusten las cintas de James Bond, que también me encantan, pero las historias de Tom Clancy tienen un magnetismo que en lo personal me atraen bastante por su temática de enredo político.

"Juego de patriotas" no es una película original en materia cinematográfica, pero es un clásico de los thrillers de espionaje político que vale la pena ver siempre. Yo la he visto varias veces en aquellos puentes festivos, donde los canales de televisión repiten ciertas películas como ésta de manera desenfrenada, pero que a mí me agradan.